Club de Encuentro

Manuel Broseta

29 enero, 2019

El Club de Encuentro acoge el debate entre sindicatos y patronal sobre la coyuntura económica, social y laboral actual

 

Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-2 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-3 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-4 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-5 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-6 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-7 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-8 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-9 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-10 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-11 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-12 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-13 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-14 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-15 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-16 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-17 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-18 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-19 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-20 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-21 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-22 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-23 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-24 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-25 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-26 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-27 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-28 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-29 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-30 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-31 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-32 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-33 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-34 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-35 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-36 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-37 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-38 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-39 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-40 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-41 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-42 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-43 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-44 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-45 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-46 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-47 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-48 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-49 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-50 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-51 Club_Encuentro_Pacto_Ruptura_Social-52
<
>

El Club de Encuentro organizó la mesa redonda ¿Pacto o ruptura social? “en un momento propicio para conocer posturas, y suscitar el debate”, según apuntó la presidenta del Club de Encuentro Manuel Broseta, Amparo Matíes. Moderada por Rafael Fernández, miembro de la Junta Directiva, la mesa redonda contó con la participación de Arturo León, Secretario General de CCOO-PV, Ismael Sáez, Secretario General de UGT-PV y Salvador Navarro, presidente de la CEV.

Tras una breve introducción a cargo de Rafael Fernández en la que recordó la historia de consenso del texto constitucional y los grandes logros fruto de movilizaciones en los 40 años de democracia, realizó una pincelada sobre la coyuntura laboral actual para dar paso a la intervención de los ponentes.

¿Pacto o ruptura social?

La mesa redonda se inició con la pregunta que planteaba el debate y en la que existía, a priori, unanimidad en la respuesta: pacto. El secretario general de CCOO-PV, Arturo León afirmó que siempre pacto “incluso cuando convocamos movilizaciones o huelgas, siempre la intención final es alcanzar el pacto, en una herramienta para la consecución del acuerdo siempre.” Además, destacó la importancia de distinguir los términos de concertación social, de diálogo social y de negociación colectiva, ya que la concertación social elude al diálogo tripartito entre empleadores, trabajadores y la propia administración, el Gobierno; mientras que la negociación colectiva hace referencia al diálogo social entre trabajadores, empresarios y organizaciones sindicales y empresariales.

Por tanto, León afirmó que “sí existe un diálogo social entre organizaciones sindicales y empresariales y además es un marco permanente. Vienen a establecer pautas en la negociación de los convenios colectivos, tanto a nivel salarial como las condiciones de trabajo, pero no tienen fuerza vinculante, sino recomendación. Por eso podemos alcanzar un acuerdo estupendo de sueldo mínimo, pero, sin embargo, luego no se cumple, porque no tiene fuerza vinculante.” Añadió que sobre la concertación social supone una forma de integración del poder normativo del estado y el poder jurídico social de las partes, centrado en el marco de las relaciones laborales.” Sin embargo, prosiguió que “nos quedamos un poco a mitad camino, cuando en 2012 se impuso la reforma laboral sin el consenso de los sindicatos.” Según Arturo León supuso una ruptura del equilibrio establecido hasta el momento. La concertación y el diálogo social son fundamentales, en la participación de decisiones estratégicas y el fomento de la cultura del consenso, huyendo de visión cortoplacista.

Por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, inició su intervención valorando la aportación del Club de Encuentro en la generación de este debate y en las cuestiones importantes de la sociedad. A la pregunta planteada en la mesa redonda, la respuesta de Navarro fue rotunda, “siempre pacto y la prueba es que desde el año 77 con los pactos de la Moncloa, no hemos hecho otra cosa que pactar con sindicatos y con las distintas administraciones. Por tanto, ese rol de actores básicos es porque tenemos un sistema democrático”. El presidente de la CEV afirmó que está convencido que la modernización de las relaciones laborales y el desarrollo económico de este país no se entendería sin la concertación social y sigue siendo, aunque, añade “parece que en los últimos tiempos parece que hemos dedicado menos tiempo de lo deseado al diálogo que es básico para la mejora de le economía”.

Salvador apuntó que actualmente la situación vuelve a ser delicada ya que “el gobierno ha actuado de manera unilateral y para nosotros ha roto el pacto, porque no es que estemos en contra de la subida del salario interprofesional, sino que no compartimos las formas con las que se ha hecho, sin un diálogo con las patronales.” Y resumió, antes de cerrar su primera intervención, “siempre pacto antes que ruptura, pero obviamente cada uno tenemos una posición y cada uno defiende su posición, pero siempre hay que llegar a consenso sin que la otra parte quede perjudicada. Quién ha hecho un esfuerzo en estos años de crisis han sido los trabajadores y ahora toca que los sectores y empresa que puedan empiecen a devolverlo vía retribución social. Eso es una apuesta desde la CEV y aunque aún quedan muchas empresas sin salir de la crisis.”

Pasó el turno al secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, que abrió con la reflexión “puede no haber pacto y puede no haber ruptura, pero las cosas pueden seguir como están que le interesaría sin duda a la patronal. Se olvidan los grandes pactos, porque el movimiento sindical está siendo objeto de permanente agravio”. Para Sáez es muy importante recordar quién son los actores del diálogo social, son los sindicatos y asociaciones empresariales más representativas, porque de otra manera y con la intervención de múltiplos actores el diálogo es imposible.

Sáez considera que “hoy tenemos un escenario en el que el diálogo social es difícil porque nuestra capacidad de intervención ha sido disminuyendo y la ausencia de acuerdo beneficia a la patronal y aunque hay un partido en el gobierno con la voluntad de renovar el acuerdo social, pero no cuenta con la mayoría para poderlo llevar a cabo”. También hizo mención de la reforma laboral del 2012 que calificó de “una intervención del gobierno de entonces de una manera salvaje y no hubo ninguna patronal disconforme o que le pareciera que hubiera un atentado contra el diálogo social.” A su parecer el diálogo social tiene instrumentos imperfectos, aunque con resultados, pero que debe reformarse. “Sabemos quiénes son los agentes, qué es lo que tenemos que hacer, las materias y lo que falta es saber quién lo paga. El diálogo social aunque está reconocido, es necesario que se concrete”.

Debate en torno a la reforma laboral

Para Salvador Navarro la reforma laboral de 2012 sirvió para taponar una gran herida de cierre de empresas, que es fuente de puestos de trabajo y se buscó un proceso de flexibilización de las plantillas, que evitó el cierre de muchas empresas. En esos momentos, a su entender, hacía falta una reforma de la legislación laboral para equiparse a los países de nuestro entorno, con los que compartimos mercado.

Sin embargo, el presidente de la patronal empresarial también reconoció que “no negaremos que haya algunos aspectos de esa reforma que haya que mejorar de manera conjunta con sindicatos y gobiernos.” Y matizó que es necesario incentivar la condición de empresario, que no estén en el punto de mira y que es necesario pactar en torno al absentismo, y sobre todo y especialmente de las pensiones.

Para Ismael Sáez, de UGT-PV, la reforma laboral de 2012 no salvó a las empresas, sino que desequilibró las relaciones y otorgó un poder absoluto a las organizaciones empresariales total y recordó que la burbuja rompió un millón de puestos de trabajo y nadie fue capaz de evitarlo.

En el debate, el secretario general de CCOO-PV Arturo León cuestionó también los datos sobre porcentajes de empresas en pérdidas y planteó que la situación era que a pesar de crecer desde 2014, sigue habiendo deficiencias en la redistribución de la riqueza, porque, a su entender, con la reforma laboral perdieron los trabajadores y ahora se pide que se suban los salarios, pero los sindicatos no tienen capacidad de negociación. Además, repasó la situación del mercado laboral actual, “han proliferado los tiempos parciales no consensuados, algunas de las horas extras no se pagan o se pagan en B, etc. Y se comete injusticia con estos trabajadores”. “Nosotros queremos un pacto para cambiar cosas claves de la reforma laboral. Es de sentido común que se modifiquen los aspectos centrales de la reforma laboral.” Y prosigue “Hay que remar conjuntamente para transformar el modelo de producción y para reducir las desigualdades sociales. Más de 3 millones de parados, casi la mitad sin subsidio.”

Por último, añadió que “si nos ponemos de acuerdo, avanzaremos como país y si no nos ponemos de acuerdo, seguiremos siendo un país importante, pero con una base social deprimida.”

Sobre los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno

Para Ismael Sáez, los PGE presentados significan un cambio positivo, en la misma línea que el representante de UGT-PV, León, que afirmó que “suponen un cambio respecto a los otros gobiernos. Elevan de una manera importante el gasto social, pero muestran carencias por el lado de los ingresos.” Y en ese punto también estuvo de acuerdo el representante de la patronal, “son unos presupuestos importantes, a la CV que por primera vez le beneficia. Pero sí que es verdad que en un entorno de ralentización son demasiado optimistas por no decir inalcanzables. Europa está en un entorno de ralentización, son demasiado ambiciosos.”

Como contrapunto, Navarro cerró la mesa redonda añadiendo que para él “el tema de la financiación autonómica ha sido un gran fracaso, que no hayan sido capaces de tener sensibilidad y tacto, ni siquiera una reunión nos ha dado la ministra de Hacienda ni actual, ni el anterior.”

El evento contó con la asistencia de numerosos representantes institucionales y de la sociedad civil, como la Consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Gabriela Bravo y el Conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafal Climent, así como el expresidente de la Generalitat Valenciana y senador Joan Lerma, la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, la secretaria autonómica de Economía, Mako Mira, el presidente de la Cámara de Comercio, José Vicente Morata, entre otros.

Comparte en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email