Club de Encuentro

Manuel Broseta

23 septiembre, 2020

El Club de Encuentro retoma las conferencias presenciales con la ponencia del Dr. José Viña

Club_Vinas-1 Club_Vinas-2 Club_Vinas-3 Club_Vinas-4 Club_Vinas-5 Club_Vinas-6 Club_Vinas-7 Club_Vinas-8 Club_Vinas-9 Club_Vinas-10 Club_Vinas-11 Club_Vinas-12 Club_Vinas-13 Club_Vinas-14 Club_Vinas-15 Club_Vinas-16 Club_Vinas-17 Club_Vinas-18 (1) Club_Vinas-19 Club_Vinas-20 Club_Vinas-21 Club_Vinas-22 Club_Vinas-23 Club_Vinas-24 Club_Vinas-25 Club_Vinas-27 Club_Vinas-28 Club_Vinas-29 Club_Vinas-30 Club_Vinas-31 Club_Vinas-32 Club_Vinas-33 Club_Vinas-34 Club_Vinas-35 Club_Vinas-37 Club_Vinas-39 Club_Vinas-40 Club_Vinas-42 Club_Vinas-43 Club_Vinas-44 Club_Vinas-45 Club_Vinas-46 Club_Vinas-49 Club_Vinas-51 Club_Vinas-52 Club_Vinas-53 Club_Vinas-54 Club_Vinas-55 Club_Vinas-56 Club_Vinas-57 Club_Vinas-58 Club_Vinas-59 (1) Club_Vinas-60 Club_Vinas-61 Club_Vinas-64 Club_Vinas-65
<
>

El Club de Encuentro ha comenzado la temporada 20-21 en el marco de esta nueva normalidad retomando las actividades presenciales, paralizadas desde que se decretó el Estado de Alarma en marzo de 2020. La primera de las conferencias, en el marco de los Encuentros con la Ciencia, corrió a cargo del Catedrático de Fisiología de la Universitat de València, el Prof. José Viña, una de las eminencias más destacadas del envejecimiento de nuestro país y llevó por título “cómo vivir para envejecer mejor, especialmente en estos tiempos de pandemia”.

La presidenta del Club de Encuentro, Amparo Matíes presentó esta nueva temporada, explicando a los presentes la motivación de cumplir con las medidas de sanitarias para poder retomar las actividades presenciales con seguridad, pero, “somos conscientes que en el ejercicio de la libertad individual hará que algunos socias y socios prefieran asistir presencialmente, mientras que otros lo hagan a través del canal corporativo de Youtube de nuestro Club.”

Tras la presentación del ponente a cargo del Dr. Javier Puertas, jefe del servicio de Neurofisiología y Alteraciones del Sueño del Hospital de la Ribera y socio del Club de Encuentro, el Dr. Viña inició su ponencia lanzando la cuestión, “¿Podemos vivir 150 años?” y prosiguió, “la impresión es que no, que la evidencia actual es que podemos vivir 111 años, más o menos, y aunque la inmortalidad biológica es muy difícil de predecir, con la ciencia que disponemos hoy, podemos decir que no es posible.”

El problema, según apuntó el Profesor no son los años que vayamos a durar, sino la calidad de vida que tengamos hasta el final. Y argumentó que, si enfermamos pronto y nos morimos tarde, es el peor de los escenarios.

Para el doctor, cuidarse es una responsabilidad individual, es decir, “cuidarse no es de ser egoísta, sino de ser altruista” y fundamentó esta sentencia en números -al margen del sufrimiento tanto del que enferma, como del que lo rodea- porque existe un estudio del BBVA que concluye que el 30% de las personas de más de 65 años son dependientes.

Y al hilo de eso, el Dr explicó cuál es el coste de esos dependientes. Por una parte, una persona no dependiente necesita 900 euros al año, pero una persona dependiente necesita 14.000 euros. En España en agosto había 1.346.369 personas dependientes, por tanto, nos cuesta 18 millones de euros al año.

Basado en evidencias científicas de numerosas investigaciones, el profesor Viña aseguró que existen cuatro factores que pueden alargar la vida en 15 años: el ejercicio moderado, comer cuatro piezas de fruta o verdura al día, tomar hasta dos vasitos de vino al día y no fumar. Además, por contraposición, el Dr. avisó de uno a evitar y es el estrés, especialmente, la gestión del tiempo.

Si bien el estrés moderado no es malo, pero en exceso sí. Por ello, el Prof. Viña recomienda elegir bien las cosas y “ejercicio regular, sueño reparador, buenos hábitos dietéticos y mucha meditación”.

Según el Dr. José Viña, “La mitad de las personas de Europa mayores de 65 años tienen desnutrición proteica y vitamínica. Muchos a partir de los 70 o los 80 no tienen apetito, están solos, no se cocinan, mastican mal. Y encima necesitan más proteínas por kilo de peso que una persona de 40 años”. Y aclaró, que “envejecer no es una enfermedad, por ello, no tiene cura. Lo que ocurre es que hay enfermedades que se asocian al envejecimiento.”

El profesor hizo especial hincapié en la importancia de realizar ejercicio físico moderado, porque como apuntó “actúa como un verdadero fármaco” y añadió que es uno de los mecanismos más útiles para evitar la transición revirtiendo la fragilidad, basado en ensayos clínicas.

Las relaciones personales es otro factor que influye en la longevidad, y parafraseando una canción de Charles Chaplin, el Dr. recomendó a los presentes, “Sonríe, no vale la pena estar triste”, evitar el odio y potenciar la creatividad.

Como conclusión, el Catedrático de Fisiología hizo un compendio de los mensajes más destacados de su ponencia que influyen en un envejecimiento con una calidad de vida mejor y que son: Prepararnos para la vejez es responsabilidad nuestra, hay que evitar la fragilidad que lleva a la dependencia, dejar de fumar, evitar que el estrés nos controle y cuidarse con unos hábitos saludables.

La conferencia, que estuvo marcada por la distancia social, las mascarillas y los geles hidroalcohólicos, contó con cerca de medio centenar de asistentes, entre los que estaban representantes del ámbito político y universitario, como la diputada por el partido Socialista en las Cortes Generales, Ana Botella, El Rector de la Universidad Politécnica de València, Francisco Mora, concejala del Ayuntamiento por el Partido Popular, Mª José Ferrer San Segundo y siguiendo de manera virtual la conferencia, la Rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre.

Comparte en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email