Club de Encuentro

Manuel Broseta

16 octubre, 2012

La escritora María Dueñas inauguró la nueva temporada de conferencias 2012-2013

 

PORTADA

pdf_3La escritora María Dueñas ha sido la encargada de abrir el nuevo curso de conferencias del Club de Encuentro Manuel Broseta con un enorme éxito de afluencia. El presidente del Club, Francisco Puchol subrayó cómo la Junta del Club ha decidido este año que la apertura corriese a cargo de una escritora, en lugar de un figura del mundo político, como viene siendo habitual.

El presidente destacó los valores que emanan de los libros de María Dueñas, y que el Club comparte, como “el espíritu de superación y el esfuerzo” al mismo tiempo que agradeció a todos los socios su apoyo al Club. La presentación corrió a cargo del periodista Ramón Palomar que definió a la escritora como “culta, trabajadora y arriesgada, ya que lo fácil hubiese sido escribir ‘El Tiempo entre costuras 2”.

Precisamente María Dueñas se refirió a este tema y confesó que en algún momento sobrevoló la sombra de escribir la segunda parte de su primera novela, “porque era lo que los lectores me insistían cada vez que nos reuníamos en un foro como este”. La escritora contó a los asistentes cómo se gestó su segunda novela “Misión Olvido”. Explicó cómo un viaje por California y por las antiguas misiones españolas fue el origen de la idea que fue previa a su gran éxito “Tiempo entre costuras”.

[galleria]

“A mí me sedujo la historia de las misiones en general y la de la  última misión en particular y empecé a darle vueltas al asunto” contó María.  Sin embargo, la escritora se embarcó en “Tiempo entre costuras”. Después de seis años de convivir con su primer Best-seller, sintió que necesitaba un soplo de aire fresco y se decidió por la novela que presentó en el Club de Encuentro .

“Yo tenía claro que no quería escribir una novela histórica, sino que quería recuperar todo aquel legado español, todo aquello que ocurrió con las misiones, pero no una novela que transcurriera en aquel tiempo” explicó.  De manera casual,  vio que podía enlazar aquella idea con las bases americanas que se establecieron en España en los años 50. El último vértice de la historia de “Misión Olvido” fue el escritor Ramón J. Sender. Como explicó “este escritor me vinculaba a mi mundo. En la narrativa española apenas se había utilizado la Universidad como escenario de ficción. Era un escenario que me permitía unir todas estas capas”.

Dueñas empezó a investigar sobre Ramón J. Sender, “personaje que reflejaba muy bien ese colectivo de intelectuales que fueron acogidos en Universidades americanas durante nuestra postguerra y que fueron formadores de generaciones posteriores de profesores cuya pasión fue la cultura español”. Este escritor fue el germen del personaje Andrés Fontana de “Misión Olvido”.

Después de modelar a Blanca Perea,  la protagonista principal de la novela, decidió construir dos personajes  masculinos “solventes”, dos hombres fuertes que fueran coprotagonistas. “Lo que hace Blanca sin darse cuenta es rescatar la memoria de un hombre olvidado y abrir una ventana al pasado” contó la escritora. De esta forma, se adentra en la  España de los años 30 y los 50. María Dueñas concluyó su intervención expresando su agradecimiento a la gran acogida de su nuevo libro  por parte de los lectores.El presidente destacó los valores que emanan de los libros de María Dueñas, y que el Club comparte, como “el espíritu de superación y el esfuerzo” al mismo tiempo que agradeció a todos los socios su apoyo al Club. La presentación corrió a cargo del periodista Ramón Palomar que definió a la escritora como “culta, trabajadora y arriesgada, ya que lo fácil hubiese sido escribir ‘El Tiempo entre costuras 2”.

Precisamente María Dueñas se refirió a este tema y confesó que en algún momento sobrevoló la sombra de escribir la segunda parte de su primera novela, “porque era lo que los lectores me insistían cada vez que nos reuníamos en un foro como este”. La escritora contó a los asistentes cómo se gestó su segunda novela “Misión Olvido”. Explicó cómo un viaje por California y por las antiguas misiones españolas fue el origen de la idea que fue previa a su gran éxito “Tiempo entre costuras”.

PORTADA IMG_9196_opt IMG_9198_opt IMG_9199_opt IMG_9208_opt IMG_9209_opt IMG_9211_opt IMG_9214_opt IMG_9216_opt IMG_9217_opt IMG_9218_opt IMG_9219_opt IMG_9221_opt IMG_9222_opt IMG_9223_opt IMG_9225_opt IMG_9228_opt IMG_9230_opt IMG_9234_opt IMG_9239_opt IMG_9243_opt IMG_9244_opt IMG_9252_opt IMG_9254_opt IMG_9255_opt IMG_9261_opt IMG_9267_opt IMG_9268_opt IMG_9270_opt IMG_9272_opt IMG_9273_opt IMG_9276_opt IMG_9277_opt IMG_9278_opt IMG_9279_opt IMG_9281_opt IMG_9285_opt
<
>

“A mí me sedujo la historia de las misiones en general y la de la  última misión en particular y empecé a darle vueltas al asunto” contó María.  Sin embargo, la escritora se embarcó en “Tiempo entre costuras”. Después de seis años de convivir con su primer Best-seller, sintió que necesitaba un soplo de aire fresco y se decidió por la novela que presentó en el Club de Encuentro .

“Yo tenía claro que no quería escribir una novela histórica, sino que quería recuperar todo aquel legado español, todo aquello que ocurrió con las misiones, pero no una novela que transcurriera en aquel tiempo” explicó.  De manera casual,  vio que podía enlazar aquella idea con las bases americanas que se establecieron en España en los años 50. El último vértice de la historia de “Misión Olvido” fue el escritor Ramón J. Sender. Como explicó “este escritor me vinculaba a mi mundo. En la narrativa española apenas se había utilizado la Universidad como escenario de ficción. Era un escenario que me permitía unir todas estas capas”.

Dueñas empezó a investigar sobre Ramón J. Sender, “personaje que reflejaba muy bien ese colectivo de intelectuales que fueron acogidos en Universidades americanas durante nuestra postguerra y que fueron formadores de generaciones posteriores de profesores cuya pasión fue la cultura español”. Este escritor fue el germen del personaje Andrés Fontana de “Misión Olvido”.

Después de modelar a Blanca Perea,  la protagonista principal de la novela, decidió construir dos personajes  masculinos “solventes”, dos hombres fuertes que fueran coprotagonistas. “Lo que hace Blanca sin darse cuenta es rescatar la memoria de un hombre olvidado y abrir una ventana al pasado” contó la escritora. De esta forma, se adentra en la  España de los años 30 y los 50. María Dueñas concluyó su intervención expresando su agradecimiento a la gran acogida de su nuevo libro  por parte de los lectores.

Comparte en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email